Con un ejercito de Mujeres con Canas podríamos conquistar el mundo



Así nos respondía Gloria Steinem a la pregunta que le formulamos sobre nuestra generación durante el encuentro mantenido con una de nuestras queridas y admiradas Cincuenter , la peridista Montserrat Domínguez.


Fue en un acto organizado con motivo de la concesión de el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2021.


Gloria Steinem, posiblemente la feminista más famosa del mundo, se refería así a la “invisibilidad” a la que estamos sometidas las mujeres mayores de 50 años (D+D50) por parte de la sociedad patriarcal y como unidas podríamos cambiar y conquistar¡¡¡ el mundo…


Las lleves o no, las canas forman parte de nuestro movimiento como símbolo de empoderamiento y también, por qué no, de rebeldía ante los modelos estéticos impuestos hasta ahora.


La periodista Marta Alameda en ELLE, nos contaba hace un tiempo lo siguiente:


Según un estudio realizado por la firma Pantene cuando lanzó su campaña ‘El poder de las canas’, el 70% de las españolas piensa que “lucir canas nos hace parecer mayores, envejecidas, desaliñadas y/o descuidadas”. Pero, ¿qué pasa cuando pensamos en un hombre con canas o con todo el pelo blanco? Ellos son “interesantes, atractivos o sexis”. Vamos que según esto George Clooney o Richard Gere son el paradigma del ‘sex appeal’ y Jane Fonda es una vieja desaliñada.


Ahora ya hemos visto a estrellas de cine como Andie MacDowell o Jodie Foster pasear sus canas por las alfombras rojas internacionales. Y a la propia Jane Fonda hacer suya esta reivindicación abandonando su eterno pelo rubio y mostrando sus canas con la elegancia y compromiso que nos tiene acostumbradas.


Y es que en un momento social en el que nuestros avances hay que pelearlos a base de “gestos”, el visibilizarnos con canas es un paso muy importante para nosotras, para liberarnos de la tiranía de la belleza impuesta y de la apariencia siempre joven como valor.


Es una manera simbólica y efectista de rebelarnos contra el edadismo.


Sabemos que el edadismo no es puramente subjetivo. Se ejerce como la tercera forma de discriminación social, después del racismo y el sexismo. Ahí es nada, eh?


Por eso dejar nuestras canas es la forma más “visible” de decirle al mundo que en esta sociedad debe primar más la sabiduría y la experiencia.


Que de sabiduría y experiencia las Cincuenter venimos bien cargadas.


Y estamos con ganas de compartir nuestra sabiduría con las generaciones más jóvenes y poner nuestra experiencia a su servicio.


A nosotras, las Cincuenter que optamos por dejarnos ver con nuestras canas, este gesto nos hace más Fuertes y Poderosas.


Las mujeres con canas cada día somos más y las lucimos con orgullo. Yo soy una de ellas. Y tú?


Y recordemos siempre lo que nos dijo Gloria Steinem: Con un ejército de mujeres con canas podríamos conquistar el mundo.


Bienvenida al Movimiento Cincuenter, con canas y sin ellas, pero con ganas¡¡¡


PD: En el próximo post te contaré cómo nació el término Cincuenter. Es una historia, mi historia, que estoy segura te va a gustar conocer.